6 jun. 2013

Pornografía underground



Antes de cumplir veinticinco años, y coincidiendo exactamente con su primer –y no precisamente último- viaje de ácido, Robert Crumb participó en la confección de una revista alternativa llamada Snatch Comics, donde se codeó con artistas como S. Clay Wilson, Spain Rodriguez, Robert Williams o Rory Hayes. Al mando estaba Don Donahue, un nombre hoy poco reivindicado pero que en su momento fue un verdadero impulsor de la causa contracultural. A él se le debe el descubrimiento o al menos la promoción de autores hoy legendarios como Kim Deitch, Justin Green, Gilbert Shelton o Art Spiegelman, y se le recuerda como un hombre de actitud irreverente y libertina en su trabajo como editor al frente de Apex Novelties.

En las páginas de Snatch Comics, que sólo conoció tres números, Crumb se soltó el pelo y empezó a dejar atrás su obsesión por los funny animals para centrarse en lo que en adelante iba a ser el eje de su obra: él mismo. Allí fue donde empezó a desnudar sus fantasías y a ponerlas en papel sin ningún tipo de pudor, allanando la pornografía pura y dura con el humor que siempre ha caracterizado su trabajo.

Sexo majara, este libro que ahora presentamos con el sello de garantía de Kiss Comix, es una golosa recopilación del material que el genio de Filadelfia dibujó para Snatch Comics, además de otras páginas suyas aparecidas en publicaciones del mismo talante como Jiz Comics, Felch Cumics o Snatch Sampler. Todas y cada una de ellas han sido completamente restauradas para la ocasión en nuestros cuarteles, y como el lector podrá comprobar, se mantienen frescas y vivarachas como el primer día.

Si gustas, tienes un avance a un clic de distancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario